jueves, 23 de noviembre de 2017

HIDE DE LA SABINA

Esta mañana hemos visitado el hide La Sabina, una instalación propiedad de Turiahides, situada en un paraje a 1500m de altitud en el término municipal de Torrijas, en el límite de las provincias de Valencia y Teruel.
Su situación en altura y en un ecosistema frio de bosque de sabinas deparara visitas pajariles poco frecuentes en nuestras tierras. Así pues, las estrellas de la instalación la constituyen especies poco habituales de zorzales y el mirlo capiblanco, entre otros.
Nos han fallado dos de las especies más buscadas, como el zorzal real y el alirrojo, pero estas especies necesitan el frio, y este aunque parezca insólito aún no ha llegado a estas tierras. 
Sin embargo, la sesión ha sido muy fructífera y satisfactoria. Hasta 16 especies nos han deleitado con su presencia y este es el listado completo: 
-Piquituerto 
-Mirlo capiblanco 
-Mirlo común 
-Zorzal común 
-Zorzal charlo 
-Lugano 
-Picogordo 
-Jilguero 
-Verderón común 
-Herrerillo capuchino 
-Pinzón vulgar 
-Gorrión común 
-Escribano soteño 
-Escribano montesino 
-Petirrojo 
-Colirrojo tizón 
-Un picapinos paso muy cerca pero no llego a posar 


Mirlo capiblanco


Zorzal charlo

Piquituerto



Picogordo


Zorzal común



Lugano
Petirrojo
Gorrión común
Escribano soteño
Jilguero
Colirrojo tizón

sábado, 18 de noviembre de 2017

EL PUTO AMO

En la última sesión con rapaces, ha llegado al lugar un ratonero nuevo ciertamente peculiar.
Es de buen tamaño, de aspecto compacto y robusto y se le ve fuerte.
De color muy oscuro, tiene apenas un poco de blanco en la parte ventral y tiene los ojos muy negros. 
Intuyo que debe de ser una hembra dominante, pues de momento nadie le tose en el comedero y campa a sus anchas. Ajeno a las disputas de los otros ratoneros y los laguneros, nadie le molesta y se apartan a su paso cediéndole incluso su puesto en la comida si hiciere falta.











  

miércoles, 15 de noviembre de 2017

DISPUTAS ENTRE LAGUNEROS

En cualquier punto con comida en el que confluyan varios aguiluchos laguneros, inevitablemente habrá trifulcas y disputas entre ellos.
Afortunadamente estas disputas están estereotipadas y no ocasionan daños en los individuos, principalmente porque el más débil cederá fácilmente el sitio al más fuerte.
Sin embargo son muy vistosas por el postureo y el comportamiento del ejemplar en posesión de la comida. 
Cuando otea a un adversario que se acerca volando, despliega las alas como queriendo ocultar la comida, eriza las plumas aparentando mayor tamaño y emite unos pitidos a la vez quejosos y agresivos. Si el contrincante pasa de largo, el ejemplar sigue comiendo tranquilamente, pero si baja, tras una breve cara a cara, se quedara la comida el ejemplar más fuerte o el que más hambre tenga.  
En realidad más que una disputa se podría llamar una alternancia, por la que el individuo con más hambre o fortaleza siempre es el que consigue la comida.













  

domingo, 12 de noviembre de 2017

CAMBIO DE ESCENARIO

Aunque la sesión del pasado día 6 fue estupenda, hemos decidido cambiar la situación de los cebos, para así cambiar de fondos.
Este pequeño cambio, de apenas unos metros, ha servido para que en la sesión de esta mañana además de los aguiluchos laguneros, también hayan entrado un par de ratoneros.
Curiosamente todos los aguiluchos laguneros que se han pasado por aquí de momento (7-8 ejemplares entre los dos días) al parecer han sido hembras o jóvenes. 
Es conocida que en esta especie hay una gran desproporción en número a favor de las hembras con respecto a los machos, y por lo visto hasta ahora parece que es cierto. 
En los momentos de ausencia de rapaces, han aprovechado la ocasión una gaviota sombría y un pequeño grupo de urracas.