jueves, 22 de febrero de 2018

RATONERO Y URRACAS

El invierno toca a su fin y con él se irán las rapaces que tanto nos han hecho disfrutar.
Pero mientras tanto, hemos localizado otro sitio que tiene muy buena pinta para los laguneros, pues esta entre arrozales aun inundados y muy cerca del barranc de Torrent, un lugar muy frecuentado por estas rapaces.
Hemos intentado una primera sesión sin que el sitio este aun maduro y como cabía de esperar no ha sido muy fructífera que digamos. En unas tres horas solo ha venido un ratonero y un grupito de unas 3-4 urracas. 
Sin embargo, la cosa pinta bien, pues he visto sobrevolarnos a varios laguneros y si no ha bajado ninguno quizás aún sea por desconfianza o por la presencia del ratonero.









martes, 20 de febrero de 2018

PAISAJE ROBADO

Hace un par de semanas que acabo la temporada de caza y por fin se han abierto los caminos que se internan en el laberinto de la marjal.
La perellona que coincide con el periodo de caza, consiste en la inundación invernal de los arrozales. Sin embargo, en un año de una sequía tan dura como este, la perellona ha sido mínima y solo ha alcanzado a los vedats y algunos cotos (los más cercanos al lago) que estan cerrados a cal y canto con vallados y en algun vedat incluso con vigilancia, por lo que nos hemos visto privados de poder contemplar el bonito espectáculo de la marjal inundada.
Ahora tenemos unos pocos días para poder hacerlo, pues el enfangado avanza sin pausa hacia los arrozales más cercanos al lago y esta posibilidad se esfumara con rapidez. 
Esta mañana nos hemos paseado por el Tancat de Naia y el Tancat de les Cabiles y hemos podido disfrutar por fin de un  paisaje que nos ha estado vedado durante todo el invierno para mayor gloria de los cazadores y sus intereses.


Tancat de Naia (Catarroja)






Tancat de les Cabiles (Alfafar)





sábado, 17 de febrero de 2018

AVALANCHA DE RATONEROS

Han pasado casi tres semanas desde la última visita al arrozal baldío cubierto de césped, durante las cuales ha transcurrido la terrible semana de Cabiles y un par de temporales, así que tenía curiosidad por ver como estaban las cosas por allí.
En primer lugar el terreno está muy encharcado y la vegetación ha rebrotado con fuerza, aportando belleza al entorno.
La sesión de la mañana ha sido impresionante, este sitio nunca defrauda, me ha sorprendido el gran número de ratoneros que han entrado, pues han sido no menos de 5-6 ejemplares, incluso algunos de ellos era la primera vez que los veía por aquí.  
Como consecuencia de la alta densidad de ratoneros, los laguneros se han mostrado más tímidos, aunque ello no es óbice que hayan bajado unas 3-4 laguneras.