jueves, 19 de diciembre de 2013

PALOMA BRAVIA

La paloma bravia es el ancestro de las palomas domesticas, con las que se entrecruza, lo que demuestra lo estrecho de su parentesco.
 La paloma bravia fue domesticada por el hombre hace miles de años, dando lugar a la aparición de la paloma domestica y al arte de la columbicultura. Sin embargo, algunas de estas palomas optaron por una vida semisalvaje, hibridándose con la forma silvestre y en muchos casos sustituyéndola.
 De tal modo, que ahora mismo es muy difícil encontrar una población de palomas bravías genéticamente puras y la gran mayoría de estas palomas que vemos en el campo son semidomesticas o hibridas. Es mas, algunos investigadores aseguran que, si no se toman medidas, la paloma bravia silvestre desaparecerá en pocos años como consecuencia del deterioro de su hábitat y de la creciente contaminación genética que se produce al cruzarse con la población de palomas semidomesticas.
 Las palomas que se mueven por los alrededores de la Albufera son sin duda alguna palomas domesticas asilvestradas, y se instalan en grupos mas o menos numerosos por las construcciones, incluso abandonadas, que se desperdigan por la marjal.
La paloma bravia es de color gris azulado, con dos franjas anchas de color negro en las alas, asi como varias irisaciones de vivos colores en el cuello de color verde y rosa. Su dorso es de color gris claro y la zona ventral es mas oscura. Sus ojos son de color rojo y en él pico tiene una mancha de color claro. Las patas son de color rojo anaranjado y el pico es corto y perfectamente adaptado a su dieta granívora.
Las palomas bravías viven y crian en rocas y ruinas, preferentemente en islotes rocosos y acantilados costeros.
Su alimentación se basa en semillas y grano, aunque también consumen moluscos y algas.  











No hay comentarios:

Publicar un comentario