lunes, 17 de febrero de 2014

HERRERILLO CAPUCHINO

El herrerillo capuchino es un parido pequeño, de unos 11 centímetros de longitud. Se distingue con facilidad gracias a una llamativa cresta móvil de color blanco grisáceo y con rayado en negro. Presenta un collar negro, la barbilla también negra y abdomen blanco, mientras que el dorso es marrón claro. Es de destacar el color de sus ojos, de un color rojo muy vivo.
Su hábitat preferido son los bosques de coníferas o mixtos. También en alcornocales y encinares. En invierno puede frecuentar parques periurbanos y campiñas.
Se alimenta preferentemente de insectos y arañas, completando en invierno con piñones y pequeños frutos y bayas.
Anidan en agujeros de los árboles que son recubiertos de musgo y lana por la hembra. La puesta tendrá entre 5 y 10 huevos de color blanco con pequeñas punteaduras rojizas. La incubación dura unas dos semanas y los pollos permanecerán en el nido unos 20 días más.
Anidan en agujeros de los árboles que son recubiertos de musgo y lana por la hembra. La puesta tendrá entre 5 y 10 huevos de color blanco con pequeñas punteaduras rojizas. La incubación dura unas dos semanas y los pollos permanecerán en el nido unos 20 días más. 
Gracias a las repoblaciones forestales, en su mayoría de coníferas, va recuperando su área de cría, aunque muy lentamente.
En la Albufera de Valencia es un visitante bastante ocasional, siendo muy puntuales las observaciones de esta avecilla en los pinares de la devesa.












No hay comentarios:

Publicar un comentario