domingo, 9 de marzo de 2014

CHARRAN PATINEGRO

El patinegro es uno de los charranes más abundantes y más fácilmente identificables de los que pueden observarse en nuestras costas.
Es un charran de un tamaño entre mediano y grande. Presenta las partes inferiores blancas y las superiores de gris pálido uniforme. Posee un pico largo de color negro con la punta amarilla. La forma de la cabeza es plana y alargada y en ella resalta el capirote negro con una cresta hirsuta y conspicua, que da un aspecto de moño despeinado.
Su hábitat son las playas, costas y el litoral en general. Pesca cerca de la orilla y no le importa la presencia humana, incluso utiliza los elementos de señalización de las costas para sus múltiples incursiones aéreas. 
Se alimenta casi exclusivamente de peces  de 9-15 centímetros. Ingiere de manera ocasional  pequeñas gambas e, incluso, gusanos marinos y pollos de limícolas. Su principal método de captura consiste en localizar la presa cerniéndose sobre el agua a bastante altura, y lanzarse en picado para zambullirse en su busca. 
Son reproductores estrictamente coloniales, formando colonias particularmente densas, con una media de entre cinco y siete nidos por metro cuadrado. 
Todas las poblaciones de esta especie son migradoras, regresando a las colinas de cría entre febrero y mayo. 
Durante el periodo reproductor solamente se le puede hallar con regularidad en el delta del Ebro y la albufera de Valencia (Raco de l´Olla). La población española supone además un 4% del total europeo, y su instalación como reproductor en nuestro territorio es relativamente reciente (desde 1971 en el delta y desde 1993 en la albufera). 















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada