domingo, 1 de junio de 2014

GAVIOTA PATIAMARILLA

La gaviota patiamarilla, una de las aves marinas más abundantes de la cuenca del Mediterráneo debido a su enorme adaptabilidad tanto para alimentarse como para elegir hábitat, fue diferenciada hace tiempo de la gaviota argéntea europea, de la que se consideraba una subespecie.
Es una gaviota de tamaño grande, con el plumaje del dorso gris, las partes inferiores blancas y las patas amarillas.
La gaviota patiamarilla se muestra considerablemente adaptable a la hora de elegir hábitat. Para criar prefiere acantilados marinos o islas cercanas a la costa, pero, en general, puede ocupar una gran variedad de emplazamientos, como marismas, salinas, playas y humedales litorales o interiores. Asimismo, es muy frecuente en las inmediaciones de los núcleos de población costeros. 
Es una especie omnívora y preferentemente carnívora. Son unas grandes depredadoras de pollos, huevos y adultos de otras especies de menor tamaño. También cazan roedores, capturan peces y no desprecian la carroña.
La gaviota patiamarilla es un ave sociable y forma colonias, tanto para vivir como para anidar.
Los nidos se confeccionan con ramitas, algas y plumas. Para ubicarlos escogen arenales en la costa o acantilados junto al mar. 





























No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada