sábado, 4 de octubre de 2014

VUELVEPIEDRAS

El vuelvepiedras es un limícola de pequeño tamaño, patas cortas, pico fuerte y plumaje muy llamativo. 
Debe su nombre vulgar a la forma que tiene de buscar alimento. Podemos verlo tanto en suelos blandos como en rocas, removiendo las conchas, piedras y algas en busca de pequeños invertebrados.
Nidificante en las altas latitudes del Holartico que, en nuestro país, aparece durante los pasos migratorios y a lo largo de la invernada, sobre todo en determinadas localidades de la costas atlánticas y cantábricas. 
En la albufera de valencia y en toda la costa mediterránea es un migrante escaso Es mas factible de observar en los pasos migratorios, sobre todo en el postnupcial. 
El vuelvepiedras es un migrador de larga distancia que llega a España procedente del norte de Europa. El paso prenupcial tiene lugar en mayo por las costas del Atlántico y el Cantábrico, y el posnupcial en agosto o septiembre; ambos resultan muy poco evidentes en el litoral mediterráneo. 
Se alimenta principalmente de insectos, si bien cuando estos escasean puede ingerir materia vegetal y otros invertebrados, como arañas, crustáceos y moluscos. Su método de alimentación consiste en introducir el pico, en forma de cuña, bajo pequeñas piedras u objetos diversos (por ejemplo, peces muertos) para voltearlos y extraer los invertebrados que hubiera debajo. 
El plumaje del Vuelvepiedras común cambia de aspecto según sea invierno o época de cría. En invierno el dorso y la cabeza son pardo negruzcos mientras que en verano tiene tonos castaños en el dorso, y la cabeza es más clara. En ambas épocas presentan una franja pectoral negra sobre el vientre blanco; las patas son cortas, anaranjadas, y el pico también corto y recto, negro. 
Lo que más llama la atención es el diseño blanco y negro de sus alas, cuando echan a volar, pues posados en las orillas, sobre las arribazones, restos de algas y plantas, se camuflan de tal manera que pasan completamente desapercibidos, incluso estando muy cerca de ellos.




























No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada