miércoles, 8 de octubre de 2014

ZAMPULLIN CUELLINEGRO

El zampullín cuellinegro es un ave pequeña, aunque algo mayor y más esbelta que el zampullín chico. Tiene el pico fino y puntiagudo, ligeramente curvado hacia arriba. Visto de cerca llaman poderosamente la atención sus ojos de un rojo encendido.
En época de cría, presenta el cuello negro con plumas doradas a los lados de la cabeza. En invierno resulta poco llamativo, con coloración general negruzca, excepto en la garganta, las mejillas y los laterales de la nuca, que son blancos.
Habita zonas húmedas, de aguas abiertas y profundidad media, ricas en nutrientes y vegetación emergente.
Mayoritariamente consume insectos y sus larvas acuáticas, aunque, según el lugar y el momento del año, puede alimentarse también de crustáceos, moluscos, anfibios o pequeños peces. 
Se distribuye por Europa, Asia, África y Norteamérica. Sin embargo, en Europa occidental lo hace de forma más irregular. 
Ocupa principalmente humedales de la mitad meridional peninsular, en Andalucía occidental, las lagunas manchegas y El Hondo (Alicante). La población reproductora oscila mucho en función de los niveles de agua de los humedales. Es frecuente la invernada en las marismas del Guadalquivir y en algunos enclaves levantinos o de Baleares. 
Pasado el periodo de cría muchos ejemplares se dirigen hacia el sur, a zonas donde no se congele el agua y estén más protegidos. La población reproductora española se congrega en determinadas áreas de invernada, aunque también hay algunos desplazamientos hacia el norte de África.


















    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada