sábado, 23 de enero de 2016

ESCRIBANO SOTEÑO

El escribano soteño es un ave algo más grande que un gorrión común. La cabeza del macho es muy llamativa y es una de las partes de su cuerpo que más ayudan a diferenciarlo de otros escribanos. El píleo es de color verde oscuro y los ojos están atravesados por una línea ocular negra que contrasta con el amarillo de su cabeza, también destaca un babero de color negro. El vientre es de color amarillo pálido y suelen tener una mancha de color rojiza en el pecho, la cola es larga y oscura con los lados de color blanco. La hembra es algo diferente con colores más apagados en general.
Especie extendida y todavía relativamente común en nuestro territorio, el escribano soteño es un habitante de las lindes de bosque, de los sotos ribereños, de las praderas húmedas con arbolado disperso, de los setos vivos e, incluso, de parques y jardines.
El escribano soteño es una especie de distribución típicamente circunmediterránea, cuya población principal se concentra en Francia, Italia, las penínsulas Ibérica y Balcánica y Turquía. 
Este escribano es fundamentalmente residente, aunque las poblaciones más norteñas suelen realizar en los inviernos fríos desplazamientos cortos hacia zonas mas calidas. 
La alimentación del Escribano soteño es a base de frutos silvestres y semillas fuera de la época de cría. En primavera y verano aportan gran cantidad de saltamontes al nido.




























  



No hay comentarios:

Publicar un comentario