martes, 22 de marzo de 2016

VERDECILLO

El verdecillo es un ave de pequeño tamaño que toma su nombre del color verde  de gran parte de su plumaje. El macho luce un amarillo intenso en su píleo y  alrededor de sus mejillas así como en  su garganta y gran parte del vientre. El resto del plumaje es de color verde con finas listas de color amarillo. En las hembras el pecho aparece listado longitudinalmente, aunque con un fondo amarillento. En los juveniles sólo aparece el listado sin la coloración de fondo. 
Sus ojos son oscuros y su pico es corto pero robusto.
En invierno conforma nutridos bandos y se mezcla con otros fringílidos granívoros, como verderones comunes, pardillos comunes, jilgueros, etc.
Los verdecillos son una especie muy versátil y adaptable. Frecuenta las plantaciones de cítricos y olivos. También resulta muy frecuente en bosques abiertos, siendo algo más abundante en los de hoja perenne. Igualmente se acomoda a criar o buscar alimento en huertos y parques urbanos. En otoño e invierno amplía el espectro de hábitats y es habitual observar bandos en paisajes agrarios con escasa vegetación arbórea. 
Su dieta se compone principalmente de semillas de hierbas efímeras o bianuales. Además, de forma secundaria ingiere insectos y picotea la pulpa de frutos carnosos.  
El Verdecillo es un pájaro sedentario, que suele ir en grupos durante el invierno para mejorar la búsqueda de alimento y la protección frente a depredadores, disgregándose durante la primavera, para la reproducción. 
Puede tener dos o tres nidadas por año. Los ejemplares jóvenes se emanciparán entre las tres semanas y el mes de vida. 


















  









No hay comentarios:

Publicar un comentario