lunes, 11 de abril de 2016

MOCHUELO EUROPEO

El mochuelo europeo es una pequeña rapaz nocturna de formas rechonchas, que se caracteriza, sobre todo, por una voluminosa y redondeada cabeza carente de penachos cefálicos. En su plumaje predominan los tonos marrones y grisáceos profusamente moteados de blanco. Las partes ventrales son más claras que las dorsales, aunque aparecen también intensamente moteadas.
El mochuelo es la más simpática y común de nuestras rapaces nocturnas, siendo una especie muy adaptable tanto en la elección del hábitat como en la selección de presas que forman parte de su dieta.
Al ser un ave de hábitos parcialmente diurnos, es muy frecuente observar la característica silueta redondeada del mochuelo sobre tocones, tejados o piedras, incluso durante las horas centrales del día. 
Ocupa zonas semidesérticas, estepas labradas o no, campos de frutales y tierras de labor, sobre todo cerca de enclaves humanos. Esta proximidad a zonas habitadas hace que el mochuelo sufra las consecuencias del tráfico rodado, apareciendo con frecuencia atropellado en cunetas.
Se muestra estrictamente sedentario en toda su área de distribución; tampoco los jóvenes llegan a recorrer largas distancias durante su dispersión, pues se asientan a no más de 30 kilómetros del lugar donde nacieron.  
Es una especie muy generalista, que varía su dieta estacionalmente según la disponibilidad de los recursos. Principalmente insectívoro en verano, en invierno se alimenta básicamente de micromamíferos.





















    


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada