miércoles, 14 de junio de 2017

CURRUCA CARRASQUEÑA

La curruca carrasqueña es un ave de pequeño tamaño, con el anillo ocular rojo, las patas claras y las regímenes externas de la cola blanca. El macho tiene el dorso gris pizarra, con las partes inferiores rojizas y todo ello en contraste con la bigotera blanca. La hembra es de tonos más apagados, con el dorso de color pardo,  las partes inferiores rosáceas y la bigotera menos marcada.
Vive en arbustos que crecen en campo abierto y frecuenta tojales y maleza de monte bajo.  También puede aparecer en pinares o sabinares, siempre y cuando haya un abundante sotobosque de porte arbustivo. Puede encontrase también en las proximidades de los ríos, donde habita la espesura de las orillas.
Su reclamo es penetrante y lo emite con frecuencia, incluso en estado de alarma. Su canto es melodioso y musical, corto, y sin notas ásperas o metálicas. 
Como todas las currucas, su alimentación es mayoritariamente insectívora, aunque también come frutos silvestres y semillas de plantas herbáceas. 
Se distribuye por casi toda la Península Ibérica  y Baleares, aunque falta en Canarias.   
Se trata de una especie migradora, que pasa el verano con nosotros y tiene sus áreas de invernada al sur del Sahara. 



























 

2 comentarios:

  1. Muy guapas y variadas fotos.
    Parecen de la Coscoja, no?.
    Muy buenas colega.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Vicente.
      Si, son de la coscoja, este mes las carrasqueñas estan muy activas alli.
      Un saludo

      Eliminar