miércoles, 2 de agosto de 2017

TARRO BLANCO

El tarro blanco es un ánade de tamaño grande, entre 58 cm la hembra y 67 cm el macho, de pico a cola, muy fácil de identificar por el contraste de colores del plumaje y por su gran pico de forma respingona.
Anátida intermedia (por forma y comportamiento) entre un ganso y un pato típicos, que presenta las patas muy centradas en el cuerpo, en una posición que facilita la acción de pastar. Su coloración general es blanca, con el dorso más oscuro (verdoso) y un ancho collar pardorrojizo en el pecho. La cabeza y el cuello son de un verde oscuro, a modo de capuchón. El pico rojo posee un llamativo abultamiento en la frente de los machos.
El tarro blanco se encuentra muy ligado a ambientes acuáticos siempre que tengan algún grado de salinidad. 
Su alimentación se basa fundamentalmente en invertebrados, sobre todo moluscos, crustáceos e insectos. La búsqueda de alimento se produce generalmente en grupos sobre aguas someras o praderas húmedas, y a veces también sobre islas o áreas secas. 
Es una especie residente en la Península y Baleares, aunque en invierno recibimos un importante contingente de las poblaciones del norte de Europa.





















  



No hay comentarios:

Publicar un comentario