martes, 10 de marzo de 2015

ARDILLA ROJA

La ardilla roja (Sciurus vulgaris) es un popular, ágil y simpático roedor que desarrolla su vida de modo fundamental en los árboles, con hábitos diurnos y que está activo durante todo el año.
De talla mediana, está dotado de una larga y peluda cola que le sirve a la especie como punto de apoyo y, fundamentalmente, para equilibrar sus ágiles movimientos en los árboles.
Como su nombre indica, tiene un pelaje de color rojizo, aun cuando la coloración puede variar significativamente entre los individuos y particularmente de una subespecie a otra. El pelaje del animal también difiere sensiblemente de invierno cuando el pelaje o capa es más oscuro que en verano, con un tono general más claro. 
La ardilla roja, es un animal muy sociable y simpático, que acepta la presencia humana sin dificultad, por lo que es habitual verla en parque y jardines, donde acepta con agrado alimentos de las personas. Por el contrario en las sierras y lugares donde no está habituada a la presencia humana, al menor atisbo de movimiento o ruido huye con rapidez y trepa por los árboles para situarse fuera de su alcance. 
La ardilla se alimenta sobre todo de semillas de distintos arboles como robles, pinos, hayas y avellanos. También consume frutos secos como castañas y nueces. Además, se alimenta de bayas y partes vegetales como cortezas y rebrotes cuando su alimento básico no está disponible. 
En raras ocasiones, cuando escasea su fuente de comida, la ardilla se alimenta de materia de origen animal y puede cazar insectos, caracoles, incluso polluelos. 
La esperanza de vida es en promedio de tres años, aunque puede llegar a 10 en cautiverio. La supervivencia está positivamente vinculada a la disponibilidad de semillas en otoño–invierno. El 75-85% de los jóvenes muere durante su primer invierno, y la mortalidad es aproximadamente del 50% para los inviernos subsiguientes.







  



3 comentarios:

  1. Hola! podrías decirme dónde has visto a las ardillas, en la Devesa? en qué zona? saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hola Marta, perdona porque no te contestara antes pero al ser una entrada antigua no me habia dado cuenta de tu comentario.
    Las fotos de esa ardilla estan hechas en una urbanización de Rocafort.
    En la devesa yo no he visto ninguna ardilla, aunque alguna vez he visto piñas como roidas por ellas. Ademas me parece mentira que en una extensión tan vasta de pinar como en la devesa no exista alguna población de estos simpaticos roedores.

    ResponderEliminar
  3. Hola, gracias por la información. Como no había constancia de presencia de ardilla en la Devesa me llamó la atención. Saludos!

    ResponderEliminar