miércoles, 13 de julio de 2016

CUERVO COMUN

El cuervo grande o común es el córvido de mayor tamaño que habita la Península Ibérica. Tiene una longitud de unos 60 cm y una envergadura de las alas de 1,20 m.
Dentro de su anatomía destaca sobre todo el pico, notablemente largo, robusto y grueso. Por lo demás, luce un plumaje homogéneamente negro, con algunos brillos metálicos.
En general, la especie se comporta como sedentaria, si bien los inmaduros tienden a realizar desplazamientos dispersivos bastante considerables. Las poblaciones más norteñas, sin embargo, ejecutan movimientos hacia el sur y el oeste de Europa durante la estación invernal. 
El Cuervo Grande ocupa un hábitat extenso desde acantilados y playas junto a la orilla del mar, hasta zonas montañosas del interior, alcanzando cotas muy elevadas. También la campiña abierta con bosquetes, bosques densos de eucaliptos y pinos e incluso los de especies caducifolias autóctonos. Las canteras abandonadas y los cortados rocosos le atraen especialmente, así como las proximidades de granjas de animales domésticos, pastos de ganado vacuno, lanar y caballar, majadas, cuadras, basureros, cercanías de mataderos, incluso en los arrabales de ciudades y pueblos. 
Son pájaros gregarios que a menudo se presentan en grupos de dos a seis individuos. Se emparejan de por vida y son monógamos. 
Oportunista, muy versátil y con una cierta capacidad predadora (dado su tamaño), el cuervo es capaz de alimentarse casi con cualquier cosa que se ponga al alcance de su recio pico. Así, desde invertebrados de todo tipo hasta placentas, pasando por grano, carroñas diversas, micromamíferos, pollos y huevos de otras aves o frutos, pueden formar parte de la dieta de este fornido córvido, según el lugar y la estación. 
























 

No hay comentarios:

Publicar un comentario