jueves, 2 de julio de 2015

CARRIZO, ENEA Y JUNCO DE LAGUNA

El carrizo, la enea y el junco de laguna son tres plantas de medios acuáticos y que en la Albufera son muy abundantes, sobre todo el carrizo que forma la base de la vegetación del lago, tanto en las matas como en sus márgenes y riberas.
El carrizo (Phragmites australis) es una caña larga y delgada, que mueve con facilidad el viento, y que aparece rematada en una inflorescencia terminal de aspecto plumoso y color gris amarillento, que puede alcanzar los 50 cms. de longitud, mientras que el tallo, largo y muy fino, puede alcanzar los 150 cms de longitud y tan solo 0,5 a 1,5 cms de diámetro.
A diferencia de la caña, que puede mantener vivos sus tallos aéreos durante años, el carrizo renueva completamente su parte aérea cada año, lo cual demuestra la gran productividad del carrizal. 
El carrizo crece en aguas poco profundas, en cenagales o a las orillas de los ríos en donde a lo largo del verano se le puede encontrar en grupos tan apretados que son practicamente impenetrables. El carrizal posee una importancia ecológica excepcional, ya que a su amparo crían multitud de especies de aves. 
Puede soportar bastante bien niveles moderados de salinidad en el agua y en el suelo, necesitando suelos encharcados hasta profundidades de 5 dm, por lo que también es posible encontrarlo en las proximidades de zonas más salobres. 
La espadaña o enea (Typha latifolia) es una planta herbácea acuática frecuente en humedales. De unos dos metros de altura, su nombre alude a la forma de sus largos tallos que simulan afiladas espadas y terminan en una mazorca con forma cilíndrica. En su interior se alojan numerosos insectos y también proporciona cobijo a muchos anfibios y pequeñas aves. 
Florece en primavera con flores de color pardo claro. Las espigas masculinas pueden llegar a tener hasta 40 cm de largo, en general están separadas unos 5 cm de las espigas femeninas que poseen sus flores femeninas que son más largas y delgadas. 
Producen unos frutos en forma de huso hasta mediados de otoño de pequeño tamaño entre 1 a 1.5 mm de largo. 
Es una especie que puede comportarse como invasiva ocasionalmente, estableciendo poblaciones grandes casi exclusivas de esta especie. 
El junco de laguna (Scirpus lacustris) es una planta perenne que puede superar los 2 m de altura, derecha y con un fuerte rizoma que va produciendo tallos hasta invadir completamente las lagunas y charcas no muy profundas. 
Tallo liso, levemente rayado, redondo, sin hojas, de hasta 2 cm de diámetro en la base. Hojas todas basales y muy cortas respecto al tallo, bien formadas fuera del agua. 
Casi cosmopolita, frecuente en Europa, en las orillas de los estanques y lagos. Las comunidades de junco de laguna, constituyen a menudo la prolongación aguas adentro del cañaveral. 


Grandes extensiones de carrizal en el barranco del Poyo

Carrizal joven


Junco de laguna

Detalle del junco de laguna
Asociación de carrizal y junco de laguna


Espadaña o enea





No hay comentarios:

Publicar un comentario